stumble in the net

Publicado: octubre 27, 2010 en internet

Algo que me gusta de Internet  es de pronto estar haciendo música en http://www.incredibox.fr/ o enterarme de una forma de realmemnte vaciar mi trash gracias a http://www.apple.com/pro/tips/ que a lo mejor no hubiera pensado en hacer, o ni me hubiera preguntado si se podía. Es como decir: sí sí, estuve en Praga, y de pronto enterarme de que son los 600 años del reloj astroòmico y que se celebró haciendo una proyeccion hiper crazy sobre él http://vimeo.com/15749093 . Pero cosas de las que no suelo enterarme en el periódico gratuito de la uni o en mis búsquedas curiosas.

No, son cosas a las que accedo, de las que me entero gracias a la herramienta fundamental para los ociosos de Internet (en mi humilde opinión, x supuesto).

A los que lo conocen pasen de largo, a los que no déjenme explicarles un poquito de la maraxilla de StumbleUpon:

Cuando yo lo conocí me lo vendieron que era para Firefox (navegador que prefiero / Safari por compatibilidades con el AulaGlobal made by pompeu), pero ahora estoy viendo que también se puede correr en Explorer, Chrome, incluso Linux.

No me voy más por las ramas y explico escuetamente esta maravilla de recomendador Web. StumbleUpon es un programa ejecutable, un motor de descubrimientos, un aliado contra el tiempo por matar. Es un programita en el que uno define sus gustos, intereses, etc. y él se encarga de dirigirnos a páginas que nos puedan interesar con solo un click de distancia. Entonces uno puede estar haciendo un trabajo de derecho y ya no aguanta más y se dirige al iconito de Stumble (como el dibujito), hace click y de pronto está acá

Entonces, paso uno, descargar el programa; paso dos, crear perfil y definir preferencias, (3 invitar amigos), 4 clickear / navegar.

Enjoy it

Por si no quedase claro de qué va el post, va de buscadores.

Buscadores, search engines y ¿qué imagen se le hace en la cabeza señor lector? una colorida, monocromática, de nombre irreal…

¿Qué pasa con la imagen que nos hacemos de los buscadores y cómo nos acercamos -digo literalmente acercamos– a ellos?
¿Qué pasa con la humanización de estas herramientas de búsquedas presentes en internet?
He aquí unos ejemplos de “creaciones de simpatía” por el buscador que, al menos yo, considero top of mind:

Celebración del cumpleaños de Louis Braille.

Pero sabemos que eso no es todo lo que G ha hecho, recordemos también el aniversario de Pacman, las Bouncy Balls de hace no mucho tiempo. Y quién no descubrió el Goooooooooooool de los resultados de búsqueda en época mundialista.

Entonces competencia directa Y no podía quedarse atrás, aún siguiendo con su imagen más bien formal y despersonalizada ahora contiene un agradable coro que canta su nombre, fijaos sino en el “ ! ” de Yahoo internacional y despertad de la somnolencia de su nombre.

¿Por qué elegimos un buscador frente al otro? ¿Por qué confiamos tanto en sus correciones, sus apreciaciones, sus sugerencias?

Será que se han convertido en alguien en quién confiamos, que no nos critica, no nos juzga, no nos marca nuestros errores sino que “amablemente pregunta, sugiere” que quizás… a lo mejor… nos hayamos confundido.

Mi vida sin Internet

Publicado: octubre 11, 2010 en bitbadlowbat

Debo decirlo, una vida sin Internet ya no sé si pueda llamarse vida. O quizás se trate del ámbito en el que uno suele moverse, que sus coetáneos están tan inscriptos en el ciberespacio que uno parece de otro ¿planeta?

Llevo casi un mes sin Internet, sólo accediendo por teléfono móvil a las noches para chequear el mail o haciendo excursiones al locutorio y/o enhebrándome en la universidad aún más horas de las que tocan para sentirme no tan ajena a este planeta.

En lo que llevo de vida sin Internet -sin Facebook sin Sumbleupon, sin Seriesyonkis- he terminado 3 libros, escrito otros dos, elaborado un sistema de riego invernadero para mis plantas aromáticas y escuchado, como hacia tiempo no lo hacía, a mi yo interior.

En lo que llevo de vida sin Internet he perdido el curso de la vida de los otros –entiéndase que el pack Internet también incluye teléfono fijo y alternativas de tipo Voipstunt y/o Skype- como también el de la mía misma ¿quién somos sino lo que postean los demás en nuestro muro, o cuántos I like por estado conseguimos; cuántos seguidores tenemos o solicitudes percibimos?

Hoy, a dos días de cumplir este silencioso mes, vino el chico de telefónica a chequear que la línea funciona; supuestamente en 48 horas laborables recibiremos en el domicilio el kit de Jazztel para navegar a 20M… ¿será una autopista de gran velocidad para reconectarme con este planeta? ¿o se tratará de un  viaje sin retorno al mundo de la conectividad?

En breve (espero) lo sabremos, me despido de este post escrito en Word para copiar y pegar desde algún REAL ordenador.

Hello world!

Publicado: octubre 9, 2010 en bitbadlowbat

Sobre el progreso.

Dos clases vamos hablando del progreso.

¿Qué es el progreso? Podría preguntar yo y rápidamente responderme que tiene que ver con ir hacia adelante. ¿Pero no vamos siempre hacia adelante? Cuando hablamos de la evolución, de la involución… todo se refiere finalmente a un paso del tiempo. Y el tiempo es inexorable y siempre, siempre, va hacia adelante.

Mientras escribo esto en mi casa desprovista de progreso –entiéndase sin Internet- Word me corrige y en vez de “hacia adelante” borra mis palabras para convertirlas en “hacia delante”. ¿Para dónde vamos?

¿Quién tiene razón?¿el programa de edición de textos multilingüe o yo? ¿Hasta dónde me facilita la tarea de escribir el hecho de que me corrija y yo después corrija, y dos renglones más tardes deba volver a lidiar con el estado de la corrección?

Si los media son prolongaciones de nuestros sentidos (M.McLuhan) y cada invención del hombre genera obligadamente otra invención que corrija esta o salve las distancias entre la primera y su consecuente degeneración de la sociedad (S.Freud), pues yo le agradezco mucho al Word que me ponga las mayúsculas al comienzo de la oración, pero que me deje la ortografía que de eso me ocupo yo.